1 comentario

Ajustes, reajustes y carta de ajuste

Empezamos el año con ajustes, reajustes y carta de ajuste.

Que el país está hecho polvo lo intuíamos todos, que nos tendríamos que apretar el cinturón, aún más si cabe,  también lo teníamos previsto, pero que esté pasando lo que pasa es cuando menos escalofriante.

Los clientes se han vuelto locos.

Unos no pagan, eso ya lo heredamos del fantástico 2011 que hemos dejado atrás

Hasta ahora las respuestas eran: de momento no puedo, ya te pagaré, quizás si la Junta paga lo que nos debe…, no os podemos abonar las facturas pendientes porque no hemos cobrado las nóminas de los tres últimos meses…

Pero ahora ya no se cortan medio pelo y te dicen que no te pagarán y punto. Bueno mejor aún, algunos  ni siquiera te lo dicen porque no responden a las llamadas, ni mensajes, ni emails, ni sms…

Pero lo más sorprendente es que siguen sonando los teléfonos pidiéndonos que presupuestemos un determinado trabajo. Es urgentísimo, es para ayer, moviliza a todos tus colaboradores, hay que empezar hoy mismo… pero uno ya ha aprendido y solicita parte del pago por anticipado.

Y por arte de magia las prisas desaparecen, la urgencia no existe y el presupuesto no se aprueba.

¿De nuevo tendríamos que ponernos a la cola de los acreedores? Sin duda alguna todo apunta a ello.  Que se lo pregunten a los proveedores del diario Público en los próximos días.

Esta vez tampoco cobramos, pero al menos no hemos comprometido a nuestros proveedores, aunque a nosotros una vez más nos han hecho trabajar para nada.

¿Este gobierno quiere crear una España de emprendedores dicen? Pues señores lo primero que hay que preocuparse es de que estos cobren.

Este país está perdiendo las formas y la palabra, eso que antes tenía valor, parece que pertenece al siglo pasado.

Ajustes, reajustes y ahora nos queda la carta de ajuste, esa que avisaba del cierre … de la emisión.

Os dejo un vídeo estupendo de Vimeo que no lo puedo incluir desde Youtube porque hace un rato lo han tenido que descolgar.

Soraya copia a Lisa SIMPSON per justificar les retallades from CCOO Ensenyament on Vimeo.

Anuncios

Un comentario el “Ajustes, reajustes y carta de ajuste

  1. Sin palabra ni buenas formas mercantiles es imposible posicionarnos en un escenario internacional de primera. Porque sencillamente no nos lo van a permitir. Los países más avanzados hacen una religión del cumplimiento escrupuloso de las obligaciones mercantiles. Me temo que la tristemente famosa “Prima de Riesgo” tiene directamente que ver con tu queja (no se fían de nosotros).
    Desde luego corresponde a los líderes políticos atajar el gravísimo deterioro que se ha producido también en las prácticas comerciales. Y muy principalmente corresponde a los gobernantes propiciar el marco legal que reprima comportamientos indeseables. Y a cada uno de nosotros nos corresponde ser intransigentes y rigurosos en la condena. Creo, por ejemplo, que deberíamos dar a conocer las malas prácticas de quienes no nos pagan porque no merecen estar en el mercado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: